Así describió el portero del Palma Futsal el partido que su equipo ganó por 6-4 al Futsal Mataró y en el que fue clave, salvando a los suyos cuando el luminoso reflejaba una tremenda igualdad.