El Palma Futsal recobra las buenas sensaciones, pero ya encadena tres jornadas sin conocer la victoria. El ala de 15 años Guillem Oliver Bergas confiesa que temió lo peor cuando a los 3 minutos de la reanudación encajaron el 0-1. Además, pone en valor la actuación de Llori Llull y se muestra sorprendido por el grado de precisión de los manresanos, que, conocedores de su condición de zurdo, le tapaban la izquierda.

Sensaciones encontradas en el Juvenil Nacional del Palma Futsal. Y es que después de la brillante consecución del Torneo Burela Bonita el pasado fin de semana, se veían superados este martes por el Sineu Atlètic Molí d’en Pau de 3ª División. El pívot hispano-colombiano de 18 años Víctor David Valencia López reconocía lo bien que estuvieron en tierras gallegas y lo mal que lo hicieron en el Borja Moll.