Después de la derrota del ETB Calvià Palma Futsal en Muro, se comprime la clasificación por lo que respecta a la lucha por el título. Miquel Vidal Monserrat se lamentaba no del qué sino del cómo, haciendo como siempre gala de su fair-play al reconocer la justicia de la derrota en un partido que se le empezó a poner cuesta arriba en la 1ª mitad, pero en que el arranque de la 2ª parte supuso una losa difícil de superar. La lectura positiva es que siguen dependiendo de ellos mismos, aunque no pueden permitirse el más mínimo error. En cuanto al recién llegado Andresito, reconocía su difícil papeleta porque, sin prácticamente tiempo para adaptarse a sus nuevos compañeros, ha contado con minutos en dos partidos muy exigentes.

Aunque era un secreto a voces, ayer miércoles se hizo oficial que Palma Futsal y ETB Calvià han llegado a un acuerdo de filialidad por el que el segundo pasa a ser filial del primero. El primer equipo del club calvianer competirá bajo la denominación de ETB Calvià Palma Futsal y vestirá con la misma equipación que el conjunto de LNFS. Además, Antonio Vadillo y Óscar Tesías podrán convocar, cuando estimen oportuno, a sus jugadores sub’23 del primer equipo y a sus juveniles, respectivamente. El director deportivo Miquel Vidal respondía a las preguntas de Futsal Vida.

El experimentado técnico mallorquín se hace cargo de un Wave House ETB Calvià renovado que, aunque a medio plazo, se plantea no ser uno más y dar alguna que otra alegría a su afición. Después de un balance de tres victorias y una única derrota en pretemporada, afronta este sábado a las 20:15 h en el Miquel Àngel Nadal su debut en competición oficial.