Los tres goles del Sagarra en los primeros tres minutos del partido resultaron ser determinantes. Los colomenses se mostraron muy efectivos de cara a puerta ante un L’Hospitalet Bellsport que intentó la remontada hasta el final, pero el 0-4 con que terminó el primer tiempo pesó mucho. A pesar de este marcador tan abultado, los pupilos de Juan Loinaz no se confiaron en ningún momento y mantuvieron la concentración hasta el último segundo. El cadete de segundo año Marc Argibay, habitual en las convocatorias del Juvenil, analiza este encuentro que terminó con un resultado de 2-5.