Con un balance de 6 victorias, 4 empates y 7 derrotas, el Club Manresa FS se va de vacaciones con el firme propósito de mejorar sus registros a la vuelta de Navidad. El ala-pívot de 17 años Arnau Pintó Oliveras espera, al igual que el equipo, mejorar sus prestaciones a corto plazo.

Es habitual que los niños empiecen a jugar a fútbol sala por tradición familiar. De hecho, en la liga hay muchos chicos que practican nuestro deporte porque han querido seguir los pasos de sus familiares. Por ejemplo, es el caso del guardameta del Ripollet David Loinaz, hijo del ex portero Juan Loinaz, y del jugador de La Unión Santa Coloma Daniel Cala, sobrino del entrenador del Catgas Energía, José Luis Cala. Sin embargo, los protagonistas de este artículo se han intercambiado los papeles.

Pese a que el Club Manresa FS no está pasando por su mejor momento en lo que a resultados se refiere, pues encadena cuatro derrotas consecutivas, los rojiblancos no piensan tirar la toalla tan pronto. Los jugadores están convencidos de que próximamente saldrán del bache y comenzarán a escalar posiciones.

Quien no conozca la historia del guardameta Imad Ruiz Abs nunca diría que está afrontando su primer año en Nacional. Siempre lo vemos bien plantado bajo los palos, manteniendo la sangre fría cuando el partido así lo requiere, animando a sus compañeros cuando más lo necesitan y, sobre todo, parando. “Me defino como un portero líder. Me gusta hablar a los jugadores y darles fuerzas para que nunca bajen la cabeza aunque el resultado no esté siendo el deseado”.

El empate a dos entre el Catgas Energía y el Manresa dejó sensaciones muy distintas en un equipo y en otro. Especialmente, porque el tanto del empate rojiblanco llegó a falta de dos segundos del pitido final por medio de Miquel Martínez Rubio, que en ese momento vestía la elástica del portero-jugador. Procedente del Futsal Vicentí, este juvenil de tercer año nunca olvidará su debut en la mejor liga de la categoría.

El Club Manresa FS suple la salida de Jordi Barrero de su Juvenil Nacional con un técnico de mismo perfil. Con aún 25 años, Albert Juanpera Collado accede al banquillo del Juvenil A después de haber entrenador al Penya Barcelonista Montserrat-Monistrol de DH Catalana y al Juvenil B blanquirrojo en 2ª División.