Lejos de lamentarse por la derrota, Julià Picornell Munar hacía una lectura positiva de los argumentos propuestos por su equipo ante un líder inmisericorde que tiró de individualidades para doblegar a un Sporting Sant Joan CE indeciso en los últimos metros. Aunque entramos en el terreno de las especulaciones, el ala de 31 años se muestra convencido que, de haber aprovechado uno de los dobles-penaltis, sus opciones de empatar se hubiesen multiplicado. También cree que los piques producidos en los instantes finales espolearán a ambos equipos de cara a la semifinal de Copa que se disputará el 14 de abril a partir de las 15:45h en Es Viver (Ibiza), donde espera contar con el apoyo de su fiel afición.