El cierre Jordi Fernández recaló en las filas de L’Hospitalet Bellsport la temporada pasada después de toda una vida en Les Corts. En el club verde pasó muy buenos años y, por supuesto, no reniega de su pasado, todo lo contrario. Sin embargo, reconoce que no se arrepiente de haber fichado por el conjunto hospitalense. “Quería jugar en Nacional y disfrutar al máximo de esta liga tan competitiva. Me llamó Víctor y decidí que era el momento de cambiar de aires”, recuerda este juvenil de segundo año.

Los de Hospitalet aterrizan en el grupo catalano-balear de DHJN para ocupar la plaza vacante dejada por el campeón juvenil balear. Pese a que la confirmación del ascenso se ha hecho esperar, alguno de sus componentes ha desestimado otras ofertas confiando en la llegada de ese momento.