En el deporte es habitual que un jugador pase del protagonismo al ostracismo en un abrir y cerrar de ojos. Ése es el caso del ala-pívot mallorquín Joan Guardiola, que el año pasado fue el máximo realizador del Palma Futsal con 44 goles y que esta temporada compagina fútbol y fútbol sala con el UD Alaró.

Después de que el Palma Futsal fuera ganando por 0-1 durante buena parte del partido, La Unión remontó con polémica debido a un ‘gol fantasma’. El goleador del equipo balear se fue de Santa Coloma con mal sabor de boca, aunque contento con el trabajo desplegado.