Quien creyera que el FS Ripollet no era equipo de División de Honor Juvenil Nacional, se ha dado cuenta de que estaba muy errado. Es cierto que el primer mes y medio de competición fue duro para el conjunto rojillo, pues perdieron todos los encuentros, pero nunca se puede dar por muerto a un club que milite en esta categoría.

El FS Ripollet vuelve al trabajo el 23 de agosto a las órdenes de Pedro García Sáez. Este albaceteño de 28, formado en el CAR de Sant Cugat, empezó la pasada campaña dirigiendo al primer equipo del club en 2ª B y ahora se sienta en el banquillo del Juvenil Nacional con la motivación de competir contra las mejores canteras de Catalunya y Balears.