El Jesús María afronta esta temporada con sólo dos novedades en sus filas y con mucha confianza en su cantera para cubrir hasta cinco importantes bajas e intentar evitar que las posibles lesiones afecten al rendimiento del grupo como ya sucedió el año anterior.