A pesar de sufrir cinco bajas muy sensibles, el Barceloneta Futsal Club Esportiu obligó al Club Manresa FS a dar lo mejor de sí para ganar y, de esta manera, proclamarse campeón de liga (1-4). El míster Fernando Ballester convocó a dos juveniles para este último partido del curso: Sabel Álvarez Hernández, de segundo año, y Rachid Aarab Aarab, de primero. Hablamos con éste último.