Pívot natural de Ushuaia, Argentina, donde comenzó a los 5 años en el club ‘Los Andes’. Se marchó a Buenos Aires a los 15, de la mano de un amigo que dirigía al Yupanqui. Allí, mientras jugaba al fútbol por la mañana, por la tarde se entrenaba en fútbol sala. A los 30, Alamiro Vaporaki ha recalado en la Liga Nacional de Fútbol Sala a través del Montesinos CFS Jumilla.