Miquel Vidal: “Este acuerdo es un espaldarazo muy importante para el ETB Calvià”

Aunque era un secreto a voces, ayer miércoles se hizo oficial que Palma Futsal y ETB Calvià han llegado a un acuerdo de filialidad por el que el segundo pasa a ser filial del primero. El primer equipo del club calvianer competirá bajo la denominación de ETB Calvià Palma Futsal y vestirá con la misma equipación que el conjunto de LNFS. Además, Antonio Vadillo y Óscar Tesías podrán convocar, cuando estimen oportuno, a sus jugadores sub’23 del primer equipo y a sus juveniles, respectivamente. El director deportivo Miquel Vidal respondía a las preguntas de Futsal Vida.

¿Qué supone para el ETB Calvià este acuerdo de filialidad con el Palma Futsal?

Que un club como el Palma Futsal, referente del deporte en nuestro archipiélago y referente del fútbol sala a nivel nacional, se fije en nosotros supone un espaldarazo muy importante y pone de manifiesto que estamos trabajando bien.

Además del cambio de denominación y de equipación del primer equipo ¿Qué otros cambios conlleva este acuerdo?

Hemos hablado de no tener prisa, queremos hacer una transición dulce, no haremos un cambio drástico de plantilla ni de gestión. Esta temporada incorporaremos a cuatro jugadores que provienen de su equipo juvenil y será de transición. De cara a la 2018/19, habrá tres o cuatro incorporaciones más que a nivel deportivo supondrán un salto de calidad. Al Palma no solo le interesa proyectar a sus jugadores jóvenes, sino también dar minutos de un cierto nivel a aquellos que entrenen con la 1ª plantilla y que no cuenten con protagonismo. Creo que eso llegará si conseguimos ascender a 2ª B.

Hasta ahora habéis contado con un 3ª División, un Regional, un Cadete y un Alevín ¿Cuántos equipos tendréis la próxima campaña?

Nuestro Regional desaparece porque, con el acuerdo con el Palma Futsal y la incorporación de jugadores jóvenes procedentes de su División de Honor, hace que este equipo, lleno de sub’23, pierda su razón de ser. Además, contaremos con un Juvenil muy competitivo con jugadores de primer año y dos cadetes. Trabajaremos duro con ellos para que, dentro de dos o tres años, puedan dar el salto a nuestro primer equipo. Mantenemos a nuestro Alevín y lo que queremos es montar una Escoleta en condiciones, aprovechando el tirón de ser club filial del Palma Futsal, para crecer desde abajo. Las prisas son malas consejeras, es un proyecto más a medio o largo que a corto plazo.

¿Qué novedades presenta el Sénior?

Adri Iglesias, Álvaro Fernández, Eusema Méndez e Iván Simón. De este último, estamos pendientes de si se va a estudiar fuera o no. Si queda, jugará con nosotros. Félix Forcades y Tomeu Tortella cuelgan las botas y, de momento, poca cosa más. La intención es llegar hasta las 15 licencias porque las temporadas son largas, el año pasado tuvimos que tirar muchas veces del Sub’23. No nos podemos permitir tener una plantilla de 12 porque sería prematuro tirar del Juvenil. Además, para nosotros es muy importante que el trabajo hecho hasta ahora tenga su reflejo en este nuevo proyecto y queremos que el espíritu que se ha forjado en el vestuario se transmita de veteranos a las nuevas incorporaciones. Así, cuando dentro de dos o tres años se haya producido un cambio generacional, el ambiente en el vestuario seguirá siendo el mismo.

La nota de prensa emitida por el Palma Futsal dice literalmente: “con el objetivo de ascender de categoría para los años siguientes” ¿Un objetivo a corto o a medio plazo?

Poner fecha a los objetivos a veces lo único que crea es frustración. Me decanto más por el medio plazo porque preferimos tener una estructura deportiva sólida y un equipo con una media de edad más baja y más dotado física y técnicamente para afrontar el reto de subir a 2ª B. Si consiguiésemos el ascenso inmediatamente, tendríamos que renovar a media plantilla y no sé si sería lo más aconsejable.

Entrevista patrocinada por Specsavers