Lluís Sanguino, un juvenil con amplia experiencia en 2ª División B

Comparte esto:

Debutar en la categoría de bronce del fútbol sala nacional siempre impone mucho respeto, y aún más cuando eres juvenil, ya que puedes enfrentarte a jugadores muy corpulentos que doblan tu edad. Muchos de los juveniles de tercer año que esta temporada han competido en la DHJN darán el salto a la 2ª División B la próxima campaña. La adaptación no será sencilla, pues se debe trabajar mucho. Sin embargo, hay futbolistas que ya conocen la liga y la forma de trabajar del primer equipo, por lo que se acoplarían muy rápidamente.

Es el caso del guardameta Lluís Sanguino Martínez, quien podría formar parte de la plantilla del Sénior de La Unión Santa Coloma el curso que viene, siempre y cuando los entrenadores así lo consideren. “Llevo entrenando y jugando con regularidad con ellos durante mis tres años de juvenil y, la verdad, que estoy muy contento con mis aportaciones. Ojalá pueda estar con ellos el año que viene”.

El cancerbero se ve preparado para defender la portería colomense. De hecho, añade que “siendo juvenil de primero tuve la responsabilidad de jugar enteros muchos partidos, incluso en pista azul”. Además, mantiene una muy buena relación con todos sus compañeros, en especial con el capitán José Ruiz ‘Peluca’. “Tengo muy buena afinidad con ellos y siempre estamos de bromas”.

No obstante, en el caso de seguir en el club, Sanguino sabe que no puede dormirse y que debe dar lo mejor de sí en todos y cada uno de los entrenamientos. “Tanto la DHJN como la 2ª B son dos ligas muy competidas, pero en ésta última hay mucho más físico, más chute, más técnica y más experiencia. Por tanto, soy consciente de que, si continúo en la entidad, tengo que trabajar sin cesar”.

Entrevista patrocinada por El Bula

Categorías: DHJN