José María Serra: el regreso de uno de los emblemas del Club Manresa FS

Comparte esto:

El Juvenil Nacional del Club Manresa FS no pudo dar la campana y cayó este domingo en semifinales de la Copa Catalunya frente al FC Barcelona Lassa (1-9). En el banquillo rojiblanco pudimos ver al delegado José María Serra Alegre, toda una institución de la entidad que regresó al club el pasado mes de diciembre.

Su relación con el Manresa comenzó en la temporada 1999/00, cuando ejerció de delegado del primer equipo. “Estuve en el Sénior hasta que logramos el ascenso a Plata. Lo dejé temporalmente y volví precisamente el año que bajamos. Fue muy duro ese descenso. Pero continúe en el club hasta  2013, año en que necesité otro descanso”, recuerda.

Este segundo paréntesis alejado del Manresa llegó a su fin cuando Jordi Barrero le llamó para proponerle ser el delegado del Juvenil Nacional. “Tenía ganas de volver a la que considero mi casa. Aquí he pasado grandes momentos y me lo he pasado muy bien. En este club hay personas muy sanas y muy humanas. Disfruto mucho aquí”.

Una temporada muy extraña

Así califica Serra el año que ha completado el Juvenil Nacional. “Ha habido muchos movimientos dentro del equipo y todo eso nos ha perjudicado. Pienso que la clasificación no refleja la calidad de estos chicos. Hemos acabado en la 10ª posición, pero considero que podríamos haber quedado tres o cuatro puestos por encima tranquilamente”.

De hecho, el carismático delegado manresano cree que varios de sus jugadores podrían dar el salto al primer equipo el año que viene. “Es más, Carles Ambròs, Miquel Martínez y Óscar Arenas ya han sido convocados con el Sénior. No me extrañaría que éstos u otros futbolistas del equipo subieran el próximo curso”.

Entrevista patrocinada por Pastelería Ángel

Categorías: DHJN