Jaime Martínez: “Los principales perjudicados son nuestros chavales”

Comparte esto:

El Broncesval CFS Montcada ha visto truncada la progresión de su Juvenil Nacional por la inagotable sangría de lesiones que está sufriendo esta temporada. La principal fuente de preocupaciones de Jaime Martínez Del Hoyo y los suyos son los restos de resina que impregnan el parqué del Miquel Poblet.

Quien os sigue en las redes sociales y ve el rosario de lesiones que estáis sufriendo podría pensar que os han hecho magia negra…

Así parece porque hemos sufrido muchas lesiones y la última hace 15 días contra el Club Natació Sabadell. El portero Sergio se lesionó en pretemporada y todavía está escayolado; Uri sufrió un accidente de moto, ya lleva cinco semanas y aún le quedan dos semanas como mínimo con el yeso; Sego y Bernat llevaban prácticamente un mes sin hacer nada; la lesión de Vicsan va para un par de semanas,… Solo cabe esperar mejores tiempos y que se recuperen bien.

Se podría pensar que todo es causa del infortunio, pero la mayoría de estos percances tiene un denominador común: la pista.

Aparte de Uri, Sego tenía una lesión de espalda que se ha visto agravada. El problema estriba en que fútbol sala y balonmano compartimos actualmente el Miquel Poblet. Debido a la resina que se utiliza en el handbol, la pista se engancha mucho y estamos sufriendo muchas lesiones de tobillo que están afectando al rendimiento del equipo. Me he visto privado de tres jugadores (Bernat, Sego y Uri) que sumaban el 50% de minutos de todo el equipo y estoy entrenando con 4 o 5 jugadores del Juvenil A, completando las sesiones con chavales del B y cadetes.

¿Se atisba alguna solución?

Por el momento no y parece que los políticos no quieren mojarse, pero es una instalación municipal y son ellos los que han de decidir, ya sea que el fútbol sala o el balonmano vayan a otra instalación porque, en las actuales circunstancias, la práctica de ambos deportes es incompatible o prohibir la resina, pero así no se puede seguir porque los principales perjudicados son los chavales por las lesiones que sufren.

Si no tienes ningún lesionado más ¿Para cuándo tendrás al equipo al 100%?

En principio, de aquí a un mes como mínimo. Lo peor es la falta de jugadores para entrenar porque la intensidad en las sesiones tampoco es la misma. Lo único positivo de toda esta situación es que los jugadores del B y los cadetes que están trabajando con nosotros están teniendo minutos, cogen experiencia, conviven con chicos de más edad, conocen la categoría y después rinden mejor en sus respectivos equipos.

Entrevista patrocinada por El Bula

Categorías: DHJN