Daisee: “El Racing Formentera cree en nosotras”

El Racing Formentera lleva dos años apostando por el fútbol sala femenino. Un equipo que, sin la presión de los resultados, está progresando jornada tras jornada. Una de sus jugadoras más técnicas, Daisee Aguilera Fletcher, nos concede la siguiente entrevista.

Cuéntanos tu trayectoria en el mundo del fútbol sala…

Mi primer equipo fue el Cosmitos FS a los 14 años. Luego pasó a llamarse Formentera FS, con el que llegamos a ganar una copa. En esa época había 8 equipos en las Pitiusas, 4 más que ahora. Recuerdo que era imposible ganar al Ca’s Serres y que teníamos mucha rivalidad con Sa Colomina. Cuando fui a estudiar a Inglaterra, jugué con el Newcastle University de fútbol. Se hacía duro entrenar bajo la lluvia o con nieve en pleno invierno. El año pasado, el Racing Formentera apostó por recuperar el futsal femenino y aquí estoy.

¿Por qué el fútbol sala y no otro deporte?

Me gustan más los deportes de equipo que los individuales. En el Formentera, aprendí mucho de las jugadoras más experimentadas y ahora, 10 años después, yo soy una de las ‘veteranas’ del Racing e intento ayudar a las compañeras que están empezando. Juego de ala de corte ofensivo, me gusta imprimir velocidad en el juego y hacer sprints hacia la portería contraria. Defender me cuesta más porque hay jugadoras mucho más altas y fuertes que yo. Aprendí a tocar el balón en la escuela y en la calle con chicos y alguna chica más.

¿Qué puedes decirnos del Racing Formentera?

Es un equipo joven con muchas ganas de aprender. Isra, el entrenador, está haciendo unos entrenos divertidos pero intensos para que, sin darnos cuenta, mejoremos en conjunto. Sabá cree mucho en nosotras y nos ayuda en todo lo que puede. De mis compañeras, destacaría a Anabel por su potente tiro a puerta y su fortaleza defensiva; a Priscila porque crea mucho peligro en ataque; a Anna porque es uno de los pilares del equipo; y a la portera Victoria porque no tiene miedo al balón y nos ha salvado en muchísimas ocasiones.

Entrevista patrocinada por Llopis Print