En la familia Petrus Llabrés se ha vivido muy intensamente el deporte. Curiosamente, no empezaron dando patadas a un balón, sino que Analia y Mariona se inclinaron por la gimnasia deportiva. No fue hasta los 16 años que ficharon por el Pons Quintana del maestro Luis Vidal, con el que ganaron 6 copa y 3 ligas. La fuerza y flexibilidad adquirida en su época de gimnastas unida a la preparación de Salvador Alonso explican su envidiable forma física.