El 1 de septiembre de 2014 vio la luz Futsal Vida, un proyecto independiente que nació con el objetivo de dar voz a aquellos deportistas con historias que merecen ser contadas y que, por desgracia, pocas veces se dan a conocer en los medios de comunicación. Creemos en un periodismo deportivo alejado de polémicas, que informe del esfuerzo y trabajo diario de todos aquellos que hacen del fútbol sala catalán y balear una referencia mundial.

Javi Mora - Sant Andreu de la Barca

El Sant Andreu de la Barca es el tercer clasificado de DHJC y busca su cuarto ascenso en cuatro años. Los de Javi Mora afrontan el sprint final de liga persiguiendo lo imposible, ya que las dos primeras posiciones le quedan un poco lejos.

A tres jornadas del final ¿Cómo ves la lucha por el ascenso a DHJN?

Lo veo muy complicado, la segunda plaza la veo muy difícil, pero la pelearemos hasta última hora. También lucharemos por el tercer puesto, por si al final suena la flauta y el Recreatiu Manacor no sube. Tengo muchas bajas, estoy jugando con tres cadetes.

¿Que el Recreatiu Manacor pueda subir os ha afectado psicológicamente al reducir las plazas de los equipos catalanes de tres a dos?

No nos ha afectado porque yo creo que el ascenso lo hemos perdido nosotros en otros partidos como el empate en casa ante La Unión B o el partido contra Les Corts B, que lo perdimos 5-3 después de llegar al tramo final ganando 1-3.

Esta temporada, los nuevos en DHJN (Bellsport, Gràcia y Sagarra) han logrado la permanencia ¿Crees que los que suban este año tendrán opciones de mantenerse en la máxima categoría juvenil?

Desconozco si Acció Sant Martí y Salou cuentan con muchos o pocos juveniles de tercer año, pero si mantienen el mismo bloque diría que sí. En mi equipo, salvo tres jugadores que son del tercer año, el resto son de segundo y primer año e incluso cadetes. Lo chungo es subir, es más fácil mantenerse.

Todo indica que veremos al Acció Sant Martí en Nacional la próxima temporada. El equipo lidera el grupo catalán de División de Honor Juvenil a falta de tres jornadas y, con la victoria del domingo frente a Les Corts B por 1-3, los amarillos dieron un paso de gigante hacia la meta del ascenso. De hecho, con que ganen un partido ya habrán logrado el objetivo.

Canet - Gil Gómez

El Canet, cuarto clasificado en División de Honor Juvenil, viene de perder por 6-2 ante un Estel Vallseca que ocupa la novena plaza de la tabla. El técnico del conjunto del Maresme, Gil Gómez, asegura que cada jornada es imprevisible y que uno no debe fiarse de la dinámica de los rivales.

¿Crees que Canet sería competitivo en Nacional?

Nuestro objetivo es, desde hace años, formar, consolidar aprendizajes y ser competitivos. Nacional nos queda algo lejos. Queremos centrarnos en la competición de División de Honor, que realmente es muy compleja, y poder conseguir esa regularidad en el juego que aún no tenemos para estar en las posiciones altas de la tabla.

Así que no pensáis en un posible ascenso…

Nuestro objetivo es ir partido a partido. De momento no contemplamos el ascenso ni estamos obsesionados con ello. Nunca nos marcamos una meta durante el principio de la temporada. Siempre hay muchos cambios en plantilla y es difícil saber el tiempo de adaptación y de integración de los jugadores, así como la asimilación de los contenidos tácticos. Cuando finalice la primera vuelta haremos balance y corregiremos lo que nos ha restado puntos.

Hablas de cambios en la plantilla. ¿Cuántos jugadores incorporasteis este verano pasado?

Concretamente, siete. Teniendo en cuenta este aspecto, estamos contentos de cómo va la competición, aunque creo que nos falta algo de experiencia y que ha habido veces que la suerte nos ha sido esquiva. Creo que tenemos un equipo más equilibrado que la temporada anterior.

¿Cambiaría mucho la plantilla si ascendierais a Nacional?

Sinceramente, no somos un club que tenga el privilegio de poder prescindir de jugadores y de poder incorporar a los más deseados. Pienso que se deben mantener a aquellos que hubieran sido partícipes en ese hipotético ascenso, siempre y cuando hayan demostrado esfuerzo, constancia y compromiso. Aunque sí deberíamos incorporar a chicos que ocupen las plazas de aquellos que cambian de categoría.

¿En qué se diferencia la División de Honor de la Nacional?

Hay una diferencia técnica y física considerable. Nacional tiene un juego mucho más organizado, más táctico, con mucha estrategia, y jugadores que técnicamente marcan la diferencia. En nuestra competición, el juego es más anárquico. La intensidad y el aspecto físico suplen la calidad técnica. Además, en División de Honor hay mucha más igualdad.

¿Qué valoración haces de estas doce jornadas que habéis disputado?

Nuestra liga es una auténtica locura. Puedes caer contra cualquier rival ya que la igualdad es máxima. Hay partidos que pierdes pese a tener la posesión y más ocasiones, mientras que ganas otros por detalles aunque no lo merezcas. Es muy difícil conseguir una regularidad y cada jornada resulta imprevisible, así que no puedes dejarte llevar por la posiciones ni por las dinámicas de los rivales. No hay un equipo dominador, aunque Claret está un poco por encima del resto y es un claro aspirante al ascenso.

Sagarra - Javier López

El Sagarra es el actual líder de la División de Honor Juvenil Catalana gracias a sus 27 puntos. El equipo dirigido por Javier López estaba invicto en liga hasta este domingo pasado, cuando Claret, segundo en la tabla, le ganó por 3-7. Pese a esta derrota, los colomenses son claros favoritos para certificar el ascenso a finales de temporada.

¿Crees que el equipo tendría posibilidades de triunfar en Nacional?

Mi equipo está capacitado para todo y me lo demuestra con su gran trabajo diario, pero creo que es demasiado temprano para valorar si jugaremos en Nacional o no. Aún queda toda la segunda vuelta y prefiero ir pasito a pasito. Nuestro objetivo era mantenernos en la categoría ya que somos un recién ascendido. Eso sí, ahora afrontaremos cada partido como una final para intentar ascender.

¿Ya pensabas en un hipotético ascenso cuando se inició la competición?

Ni antes ni ahora. Nunca pensé que íbamos a estar arriba, abajo o moviéndonos por la zona media. Lo que sí sabía es que lo íbamos a dar todo en los partidos y que el trabajo realizado se iría viendo.

Si el año que viene jugáis en Nacional, ¿cambiaría mucho la plantilla?

Prefiero vivir el presente. Al final de temporada se valorará cómo ha ido todo y si hay que hacer algún tipo de cambio. Respecto a jugadores, veremos si hay que fichar y si se debe anunciar alguna baja. En cuanto al staff técnico, es el club el que decidirá si continuamos o no.

¿Qué diferencias observas entre vuestra liga y la Nacional?

En general, la Nacional es más competitiva y más rápida a la hora de darle velocidad al balón. Estuve presente en un partido del Marfil y creo que juegan con una marcha más. Pienso que, si mi equipo estuviera en esta competición, trabajaríamos muchísimo para estar a la altura del resto.

¿Qué valoración nos puedes hacer de la División de Honor tras las doce jornadas disputadas?

Nuestra liga está muy disputada y es muy competitiva. No hay mucha diferencia entre los equipos. Cualquiera puede ganarte si te relajas, aunque esté situado en lo más bajo de la clasificación.

¿Cómo describirías la filosofía del equipo?

Nuestra filosofía es el trabajo diario, la humildad y el compañerismo dentro y fuera de la pista. Respecto al juego, nos gusta tener mucha posesión. Intentamos perder el mínimo de balones posibles. También pretendemos hacer jugadas constructivas para llegar a portería con claridad.

Claret - Juanjo Soriano

El Claret es el actual segundo clasificado de la División de Honor Juvenil Catalana y este sábado venció al líder Sagarra por un contundente 3-7, por lo que está a solo dos puntos de la primera plaza. Pocos se hubiesen imaginado esta situación cuando, este pasado agosto, la Federación le comunicó al club que ascendía gracias al tercer puesto logrado en su grupo de 1ª Catalana. Hablamos con su técnico, que además es coordinador de la entidad desde hace 16 años.

¿Ves capacitado al equipo para competir la próxima temporada en DHJ Nacional?

El nuestro es un equipo joven y con ambición. La competitividad de este grupo de jugadores está asegurada, ya sea en División de Honor o en División de Honor Nacional. Aunque suene a tópico, hay que ir partido a partido. Creo que nos equivocaríamos si ahora mismo nos marcamos una meta a nivel de resultados y clasificación. Eso no quita que seamos ambiciosos, pues queremos quedar lo más arriba posible.

¿Creías que os moveríais por la zona alta de la tabla cuando dio inicio la competición?

Nuestro ascenso a División de Honor fue una muy grata noticia, pero estaba claro que, en un principio, nuestro objetivo no estaba en luchar por las posiciones en las que nos encontramos ahora mismo.

¿Cambiaría mucho la plantilla si se logra el ascenso?

En un principio, no. Tenemos la gran suerte de que la mayoría de los jugadores de este equipo son juveniles de primer y segundo año, así que tendrían continuidad. Las incorporaciones que vengan seguramente serán las de algún jugador de nuestro Juvenil B y de nuestros dos Cadetes. Como ‘complemento’, sí que se podría fichar a algún chico de otro club.

¿Qué diferencias encuentras entre vuestra liga y la DHJ Nacional?

Considero que no hay mucha diferencia entre los equipos de media tabla para abajo de la categoría superior y los de media tabla para arriba de la categoría inferior. Está claro que clubes como FC Barcelona, Les Corts, o Marfil están muy por encima del resto porque cuentan con jugadores de mucho nivel. En este caso, considero que las diferencias entre las dos categorías están básicamente en los aspectos de técnica individual.

¿Cómo estás viendo vuestra liga tras las doce jornadas disputadas?

La verdad es que estamos ante una liga muy disputada y con niveles de equipos muy parejos. Entre el segundo y el octavo clasificado hay 8 puntos de diferencia, pero es que entre el segundo y el primer equipo que marca el descenso solo hay 12.

¿Cuál es vuestra filosofía?

Intentamos ser un equipo al que le gusta tener el balón y que propone un juego ofensivo y que cuando toque defender se muestre compacto y sacrificado. De momento nos está funcionando ya que somos el equipo más goleador y el menos goleado del grupo.